Adriana Molina

Adriana Molina, líder comunitaria barrio San Pedro Lovaina 

 

Luz Adriana Molina, tiene 42 años, vive en el barrio San Pedro Lovaina, allí es líder comunitaria, ha participado en diferentes procesos de defensa del territorio. Con ella conversamos acerca de lo que significa defender el territorio y conservar la memoria de esta defensa

¿Para usted que significa el territorio?

El territorio significa para mí esa construcción que vamos haciendo nosotros los humanos cuando vamos queriendo formar un proyecto de vida y llegar y situarnos en un espacio, donde a partir de ahí vamos a empezar a construir nuestra familia y esa relación con el otro o la otra.

¿Por qué tenemos que defender el territorio?

Porque ese fue un territorio en el que nosotros llegamos, lo construimos, conformamos ese entorno social como con aquellos y aquellas, donde ya yo conozco a mi vecina, donde mi vecina me conoce a mí, en un momento dado yo necesito un favor un apoyo y sé que en una vecina de estas lo voy a encontrar al igual que ella en mí, entonces son esos vínculos que se van formando en esa porción de tierra que es el territorio.

 Un territorio que nosotros en un momento dado llegamos y lo encontramos vacío y lo fuimos construyendo con uñas y dientes, construyendo con actividades que anteriormente se llamaban los convites. Así le fuimos dando el valor sentimental y cultural porque vemos como de muchos de nuestros territorios han salido personas que ahora son reconocidas tanto por lo bueno como por lo malo, pero han sido personas que han salido desde los barrios y que han dejado historia, sea negativa o positiva pero se ha dejado. Eso hace también que ese territorio tenga valor

En mi caso personal que vivo en San Pedro que está tan central que estamos frente a un cementerio San Pedro que es declarado patrimonio cultural de la nación, donde allí se han enterrado personajes que han dejado historia, estamos cerca del centro, estamos rodeados del Jardín Botánico, parque explora, hospitales, tenemos los bomberos; ese es un territorio muy rico.

¿Qué proceso se han adelantado desde San Pedro en materia de defensa del territorio y desde cuándo vienen haciendo acciones?

Básicamente San Pedro se convirtió en un objetivo para la administración desde el 2010. Si vemos San Pedro ha sido un sector muy abandonado por el Estado tanto en su infraestructura como desde lo social, por eso vemos la deserción escolar de los niños allí, porque viven en un entorno donde no ven sino el vicio y la prostitución.

¿Por qué dices que se convirtió entonces en objetivo para la administración?

Porque desde el 2010 llego una entidad llamada Geografía Urbana, contratada por planeación, donde hizo una caracterización del barrio y ya luego esa caracterización nos llamaron para socializarla con la comunidad. De ahí fue donde yo empecé a involucrarme con el tema social y la Junta de Acción comunal, esa socialización se quedó así; luego fue que salió una veeduría para el plan parcial del barrio San Pedro, para lo cual yo fui elegida y desde ese tiempo venimos haciendo un proceso de seguimiento para lo que planeación quería o quiere para ese territorio con derechos de petición, pidiéndole reuniones al director de planeación de ese momento; tuvimos reuniones con él pero en ese tiempo casi siempre la respuestas, eran respuestas que no nos satisfacían a nosotros, porque siempre era lo mismo y aún en este momento ellos dicen que la administración no tiene ningún interés dentro de este territorio, que ahí no se va a hacer nada.

Ahí es donde nosotros nos hacemos la pregunta, ¿Si no tiene ningún interés porque se invierte tanta cantidad de dinero? Por ejemplo con Geografía Urbana se gastó una cantidad de 300 millones de pesos, entonces como se hace un gasto de esos para un territorio donde no se va a venir a hacer nada y entonces ya llego desde el año pasado como desde el primer trimestre del año llegó fue Ruta N con otra entidad que se llama Habita Sin Fronteras, donde también con ellos llegaron a hacer nuevamente otra caracterización del barrio, cuando nosotros decimos ¿Para qué otra nueva caracterización, cuando ya se había hecho una por parte de Geografía Urbana?

Nosotros como veeduría empezamos a asistir a todas estas invitaciones que hacían en trabajos focales con la comunidad, donde ellos preguntaban ¿cómo nos sentimos con nuestro barrio? ¿Qué nos gusta de nuestro barrio? ¿Qué no nos gusta de nuestro barrio? Y encontramos mucha oposición por parte de la comunidad, la comunidad está como muy ciega frente al tema que nosotros como sujetos tenemos unos derechos y que al haber nosotros construido esos territorios, tenemos todavía muchos más y si tenemos unas herramientas de darle la pelea a una administración que por años nos ha dejado abandonados pero que ahora hoy día cuando ya ven un entorno muy rico en el tema de dotación como yo te digo de dotación Parque Explora, su centralidad ahí si quieren venir a decirnos que nosotros vivimos en un sector muy privilegiado, que nosotros debemos de cambiar las cosas, cambiar la calidad de vida, cuando nosotros hemos visto en otras experiencias como lo hemos visto en Moravia, como lo hemos visto en Naranjal que eso es mentira lo que ellos vienen a decirle a la comunidad y nuestra comunidad no está cualificada en esos temas.

Cuando nosotros nos encontrábamos con Geografía Urbana y le queríamos hacer entender a ellos como entidad que muchas de las cosas que decían no era así, la comunidad lo que nos pedía era que los dejáramos hablar, pero por ese mismo desconocimiento y porque la gente tiene en la cabeza ese chip de que frente al Estado nosotros no podemos hacer nada, algunos nos decían “si ellos quieren hacer sus cosas, que vengan y las hagan, nosotros que vamos a hacer”  y les dijimos no, si hay algo que hacer, es mucho lo que queda por hacer.

Algunos insistían en que no peleaban, que si les pagaban lo justo por sus casas se iban, porque decían que estaban aburridos del problema del vicio, de que parqueen carros al frente de sus casas, de la contaminación auditiva por la ruta de buses, porque también somos ricos en eso, en el tema de la movilidad, tenemos casi 125 rutas de buses que pasan por nuestro sector, tenemos esas riquezas, pero también somos ricos en el desconocimiento de la gente y eso no hace que muchos vecinos se apropien bien de su barrio y tengan sentido de pertenencia, pero de igual forma hemos dicho, el que se quiera ir está en todo su derecho, pero que salga bien, no por presiones y vendiendo sus casas a precios de huevo. Porque sabemos que la administración no va a pagar lo justo.

La falta de conocimiento de las comunidades deja que la administración municipal abuse y nos destierren de nuestros territorios

¿Alguna vez han preguntado para qué son los estudios que vienen haciendo en el barrio, qué les han dicho?

Ellos lo que vienen y nos dicen es que el barrio está muy deteriorado, que ellos vienen a cambiarle la cara al barrio. San Pedro está dentro de dos planes parciales, uno que lo abarca el cementerio San Pedro y el otro un sector restante, en donde la administración en este momento no deja construir más de tres pisos y la gente se pregunta el ¿por qué? ¿Por qué no dejan construir más de tres pisos? Y como veeduría le hemos respondido a la gente que dentro de lo nosotros sabemos es que para la intervención que se viene, a ellos les queda mucho más fácil negociar dos o tres pisos que una torre de seis por ejemplo.

 Debe tenerse en cuenta que el cementerio San Pedro que hace parte de nuestro barrio, fue declarado patrimonio cultural de la humanidad, por lo que a su alrededor no deben hacerse construcciones tan altas porque lo taparían.

La justificación es esa, que ellos quieren mejorar el entorno en el que vivimos, porque ellos dentro de su caracterización también identifican la vulnerabilidad en la que está el barrio, entonces nosotros cuando nos reuníamos con ellos les hacíamos ver la centralidad del sector, las rutas de buses, y dijimos que somos ricos en eso y que por eso merecemos y tenemos que seguir viviendo en nuestro territorio.  

Les propusimos que dentro del territorio se ubicara un lote para que las personas que fueran a ser afectadas por ese plan parcial se pudieran reubicar ahí mismo, para que no se le subiera el estrato, ni los impuestos, porque en el barrio tenemos una población muy vulnerable, que viven en inquilinatos, son personas que trabajan al diario, que venden su café, confites o sacan sus fritos y los venden en las calles, entonces ¿Qué va a pasar con ellos? Hemos estado muy pendiente de eso.

Queremos llevar unas propuestas a lo que será el plan de desarrollo municipal.

¿Por qué es importante la memoria histórica dentro de la defensa del territorio?

Siempre hemos pedido que no se le quite el nombre de San Pedro Lovaina, cuando uno menciona que vive en San Pedro, la gente ahí mismo piensa que es en San Pedro de los Milagros, pero cuando uno dice no Lovaina, tienen una mala referencia, dicen que es donde se vende vicio o donde están los prostíbulos, incluso se dice que Botero saco algunos de sus cuadros de ese barrio, antiguamente habían muchas casas de citas; pero a pesar de todas sus dificultades para nosotros es nuestro barrio, es valioso, tiene su nombre completo, y quitarle el Lovaina, le quitaría valor al barrio.

Sabemos que es un territorio muy estigmatizado, pero también sabemos que parte de la culpa de eso lo tiene el Estado, que nos ha abandonado. Entonces queremos que su nombre completo siga permaneciendo, no para que lo reconozcan por lo malo, sino que sepan que ahí hay una historia, que nos ha costado levantar ese barrio, porque a través de la historia es que nosotros podemos construir muchos barrios y podemos cambiar muchas otras.

¿De los mega proyectos que hay alguno les afecta?

El más mencionado es el Jardín Circunvalar  y a nosotros no nos toca por estar muy debajo de donde se va a construir, pero poco se ha comentado de los otros proyectos por ejemplo los parques lineales que quieren construir, donde todo sea peatonal, que venga desde Manrique. En el transcurso de estos años uno escucha muchas cosas,  incluso con la comunidad indagamos y nada, algunos han ido a planeación y les han presentado unas maquetas, luego vuelven y les presentan otras o nos dicen que ya no hay maquetas y así. La comunidad siempre vienen con versiones diferente, por eso hemos mandado derechos de petición, también porque cuando ellos le hablan a la gente lo hacen de una manera que no es pedagógica, usando tecnicismos que a veces la gente no entiende y lo que necesitamos es que de manera pedagógica se le cuente a la gente que es lo que está pasando o que es lo que se quiere hacer. Por eso nos hemos empoderado como veeduría de eso e incluso hemos invitado algunas veces a compañeros de procesos cercanos como chagualo para que nos ayuden a entender. 

 

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s