El próximo 9 de septiembre de 2013 las organizaciones de víctimas y defensoras de derechos humanos sentaremos nuestra voz de protesta y rotunda inconformidad frente a la ampliación al Fuero Penal Militar

blanco-legitimo

 
Medellín, 5 de septiembre de 2013. El Plantón de los Blancos Legítimos en contra de la ampliación al Fuero Penal Militar se realizará desde las 2.30 p.m. en la calle 51 entre las carreras 45 y 46 (la playa entre el palo y la oriental). En la actividad las organizaciones expresarán su protesta a través actividades simbólicas y de la presentación de casos representativos de víctimas de violación a los derechos humanos por parte de la Fuerza Pública.


La Reforma a la Constitución y la Ley Estatutaria que amplió significativamente el ámbito de competencia a la Justicia Penal Militar, acaba con avances importantes que se habían logrado en la legislación y en la jurisprudencia para que las graves violaciones a los Derechos Humanos y al DIH fueran investigadas por la justicia civil, en concordancia con los parámetros internacionales en la materia. Estas reformas implican el más grave retroceso de los últimos 30 años en materia de lucha contra la impunidad y nos devuelve a las épocas del infausto Estatuto de Seguridad en la cual la “justicia de los militares” tenía primacía sobre la justicia civil en los más diversos asuntos.


Dichas reformas establecen una presunción general de que los delitos en que se vean implicados miembros de las Fuerzas Militar y Policía van a ser investigados en cortes militares, inclusive impidiendo a las entidades de la justicia ordinaria hacerse presente en la escena del crimen en donde un civil ha sido asesinado o agredido por miembros de las fuerzas de seguridad, reservando estas funciones a los jueces militares. Con esto, se anula el derecho de cualquier persona que pueda ser víctima de violaciones a sus derechos humanos por parte de la Fuerza Pública al acceso a la justicia y a un recurso eficaz para que se investigue la verdad mediante un tribunal que sea independiente, competente e imparcial, destruyendo de esta manera una de las bases esenciales del Estado de Derecho.


Con estas reformas los militares han logrado sustituir la Constitución Política para dejar de estar subordinados al derecho internacional de los derechos humanos y han consagrado una versión acomodada del Derecho Internacional Humanitario que desconoce su esencia protectora de los derechos y les autoriza a hacer una guerra sin normas, con descripciones laxas de lo que es un objetivo militar y permitiendo que en muchas circunstancias civiles puedan ser considerados como “blancos legítimos”. La escasa conciencia sobre los enormes riesgos que para los derechos a la vida y la integridad de los civiles en Colombia implica la expansión del fuero militar, se evidencia en la ausencia de reclamo por el desmonte de esta reforma en las innumerables marchas y protestas que distintos sectores y movimientos ciudadanos han venido promoviendo en los últimos meses.


Sin embargo, en aplicación de esta nueva doctrina militar hemos visto como se ha asesinado a manifestantes civiles empleando contra ellos armas de guerra, matándolos como objetivos legítimos y justo después de que se les acusó de estar infiltrados por las guerrillas. Los campesinos del Catatumbo fueron las primeras víctimas de esta nueva doctrina y posiblemente no serán las últimas.


En desarrollo de esta expansión del fuero militar cualquier persona en Colombia podría ser considerada un blanco legítimo si a juicio de los miembros de la tropa se presume que con su muerte se logra una “ventaja militar concreta” o si el militar declara que tenía la convicción de que contra quien disparó era un civil que tenía “participación directa en las hostilidades”.


EL PLANTÓN DE LOS BLANCOS LEGÍTIMOS, está planteado como una protesta que convoca a la ciudadanía en general, -ya que en virtud de esta reforma todas y todos podremos convertirnos en “blancos legítimos” de las operaciones militares-, a sentar nuestra voz de inconformidad, frente al enorme retroceso que implica la reforma para la vigencia de la democracia y de la lucha contra la impunidad, y para exigirle a las distintas instancias del Estado el retiro del ordenamiento jurídico de esta normatividad que atenta contra los derechos esenciales a la vida, la integridad y la justicia para los ciudadanos y a solicitarle a la Corte Constitucional declarar la inconstitucionalidad del Acto Legislativo y la Ley Estatutaria que con la reforma al Fuero Militar expone a los colombianos a ser reportados en cualquier momento como blancos legítimos con impunidad garantizada.


Coordinación Colombia-Europa-Estados Unidos, Nodo Antioquia
Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Capítulo Antioquia
CORPORACION JURIDICA LIBERTAD

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s