Justicia, no impunidad

                                                                                                    PORQUE ES DE VIDA O MUERTE…
                                                                                       MANIFIESTO POR LA VIDA, LA JUSTICIA Y LA PAZ

En el Día Nacional de los Derechos Humanos, organizaciones sociales, sindicales, de víctimas, de derechos humanos, reiteramos nuestra más profunda preocupación por la figura de “blanco legítimo” que introduce la ley estatutaria que reglamenta el fuero penal militar  (artículos 10 y 38).  Estas normas relativizan la protección que los civiles tenemos en la guerra y faculta a los miembros de la Fuerza Pública para definir quién es blanco legítimo, dispararle y luego ser eximido de responsabilidad penal. 

Recientemente y todavía en espera de justicia, el país conoció la escalofriante situación de más de 3.000 personas asesinadas por la Fuerza Pública y presentadas como “muertos en combate”, los llamados “falsos positivos” son hombres y mujeres víctimas de la acción ilegal de la Fuerza Pública, cuyos autores aspiraban a quedar en la impunidad, en virtud de montajes en la escena del crimen y la temprana acción de la justicia militar para eximirles.

Hoy, cuando la justicia empieza a actuar, con más de 1.700 investigaciones, el Congreso de la República, aprueba esta nefasta figura que amenaza nuestros derechos fundamentales a la vida, la justicia y la paz.  Los “falsos positivos” son crímenes de lesa humanidad, y la ley estatutaria que reglamenta el fuero penal militar es contraria a las garantías de no repetición.  La figura del “blanco legítimo” no es otra cosa, que la legalización de los “falsos positivos”.   
Por todo lo anterior manifestamos:


• En la guerra no todo se vale.  El conflicto armado no elimina la protección del derecho internacional de los derechos humanos, ni el derecho internacional humanitario otorga licencias para matar.
• No somos blancos legítimos.  Es misión de la Fuerza Pública proteger la vida y los bienes de la población civil, no lo es, fomentar la muerte y la destrucción.  No deberían existir normas que faculten a las FFMM para atacar a la población que debe defender.
• La jurisdicción penal militar es una puerta a la impunidad, las violaciones al derecho a la vida cometidas por miembros de las FFMM contra civiles deben ser investigadas por la Fiscalía, no por el mismo cuerpo que ha cometido los asesinatos, es el derecho a ser oído por un tribunal independiente e imparcial.   
• Nos preparamos para la Paz. Resulta contradictorio, que mientras el país se prepara para la Paz, se otorguen a la Fuerza Pública licencias ilimitadas para hacer la guerra.


Este manifiesto declara lo inconveniente que es la Ley Estatutaria y su figura del blanco legítimo, que reglamenta el Fuero Penal Militar, pues esta ley relativiza la protección que los civiles tienen en la guerra  y faculta a los miembros de la fuerza pública para definir quién es blanco legítimo, dispararle y luego ser eximido de responsabilidad penal, en esta medida la figura del “blanco legítimo” no es otra cosa que la legalización de los “falsos positivos”. El documento será entregado a la Corte Constitucional.

 

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s