dialogos con ELN

El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado – Movice – recibe con optimismo el anuncio del inicio de la fase pública de los diálogos de Paz entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional (Eln). El fin del conflicto armado significará salvar muchas vidas y abrir espacios para la participación política en democracia y no a través de las armas.

Es importante manifestar que, si bien se trata de dos mesas de conversaciones, se debe entender el proceso de paz como uno solo para que los mecanismos de implementación sean coherentes en cada agenda.

Reiteramos hoy nuestro llamado a que el Estado y las guerrillas de las Farc y del Eln asuman los compromisos para que se llegue a un cese al fuego y de hostilidades inmediato­­, que prevenga nuevos hechos que victimicen a la población colombiana en todo el país.

Llamamos nuevamente a las partes a garantizar la activa participación de las víctimas y de las organizaciones sociales, populares y de derechos humanos en los diálogos que hoy se inician entre el Gobierno y el Eln.

Alentamos a que la discusión del punto “transformaciones para la paz” permita un debate sobre las causas estructurales del conflicto y de la violencia socio política en Colombia. El esclarecimiento de las causas implica una reconstrucción del pasado, partiendo de la voz de las víctimas, con la confesión plena de los victimarios y el reconocimiento de su responsabilidad, así como de la identificación de los intereses, actores y poderes que operaron detrás de lo ocurrido.

De otro lado, insistimos, ante el impactante aumento de acciones de grupos paramilitares en todo el país, que ocasionó la muerte a por lo menos 35 personas en el último mes y medio, en la urgencia de crear una Comisión de Alto Nivel de Garantías de No Repetición, con presencia internacional, que haga seguimiento a la implementación de los acuerdos y que alerte, vigile, recomiende y haga seguimiento al cumplimiento del proceso de transformación institucional que ofrezca garantías de no repetición de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario.

El Movice ha reiterado que la Paz es un derecho que el Estado debe garantizar y pasa por el reconocimiento de su responsabilidad en hechos victimizantes, así como que la solución política al conflicto armado implica reformas estructurales que combatan las causas que lo han originado y cambios en la política nacional. La aplicación de mecanismos reales para el desmonte efectivo de grupos paramilitares debe ser un compromiso fundamental asumido por el Estado y vigilado por organizaciones internacionales y de derechos humanos.

Las víctimas de crímenes de Estado, exigimos que en el marco de las actuales negociaciones de Paz, se reconozca de manera explícita nuestra existencia. La expresión víctimas del conflicto distorsiona el carácter de las violencias a las que hemos sido sometidas.

Reiteramos nuestro apoyo al proceso de paz y nuestra exigencia a las partes de que, por ningún motivo, se retiren de la mesa sin concretar acuerdos. De igual forma, saludamos y reconocemos los importantes avances logrados en la mesa de conversaciones de La Habana, entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP, y alentamos a las partes a dar un feliz término a este proceso. 

logo movice

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s