Dialogos de paz

 

La Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos (CCEEU) organización que agrupa a 265 organizaciones sociales y de derechos humanos le da la bienvenida al anuncio contenido en el Comunicado Conjunto No. 75 de las FARC-EP y el Gobierno Nacional en el cual informan la llegada con éxito a un “Acuerdo para el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo; la Dejación de las armas; las garantías de seguridad y la lucha contra las organizaciones criminales”

El anuncio de la llegada del acuerdo para el cese al fuego bilateral y definitivo, constituye un paso de trascendencia histórica que llena de esperanza al país y a las víctimas de estos más de 50 años de conflicto armado que ha cobrado la vida de más de 220.000 personas y ha generado más de 8.000.000 de víctimas. El fin de la violencia política que ha marcado la historia colombiana tiene que convertirse en realidad vigente a partir de estos compromisos.

De igual forma, el acuerdo para la dejación de armas debe generar confianza a los ciudadanos y abrir paso a un nuevo capítulo en el cual se promueva una apertura democrática y cambios estructurales a nivel político y económico, que permitan la construcción de una paz estable y duradera para que nunca más se vuelvan a tomar las armas por motivos políticos.

El acuerdo de lucha contra las organizaciones criminales –paramilitares-, que continúan asesinando defensores de DDHH y paralizando mediante el terror gran parte del país refleja una tarea necesaria y pendiente por parte del Gobierno Nacional. Del desmonte pronto y verificable de estas estructuras pasa buena parte de la sostenibilidad de los acuerdos y será la prueba de fuego del alcance del compromiso del Gobierno Nacional con los acuerdos de paz. La comunidad internacional a través de las Naciones Unidas, debería desplegar esfuerzos adicionales para la verificación del efectivo desmonte de estas estructuras criminales, lo mismo que sobre los demás factores de violación de los derechos humanos, que pueden debilitar el avance hacia la consolidación de la paz.

La CCEEU expresa su disposición a aportar en el seguimiento y verificación del cese al fuego bilateral, la dejación de armas, la lucha contra los grupos  paramilitares y la plena implementación de los aspectos de derechos humanos contenidos en los acuerdos alcanzados, de la mano de la comunidad internacional, las organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos. Igualmente, hace un llamado al Gobierno Nacional y al Ejército Nacional para remover los obstáculos y desconfianzas que han impedido avanzar en ese proceso de negociaciones para lograr el fin del conflicto armado con todos los grupos alzados en armas.

El acuerdo anunciado por las partes genera una perspectiva esperanzadora de paz, cuya concreción requiere voluntad política de las partes para el cumplimiento de los acuerdos. Así mismo, necesita de una sociedad civil activa para lograr su refrendación y vigilar el cumplimiento de lo pactado. Se acerca el último día de la guerra.

CRUxmCoWoAA1xuW 1

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s