Fajardo

 

Ituango, 23 de Mayo de 2013

Doctor
SERGIO FAJARDO VALDERRAMA
Gobernador de Antioquia
Medellín.

 

Cordial saludo:

 

Crece el urgente clamor de las comunidades de Ituango para que el atrincheramiento que hace la brigada móvil No. 18 en todo el centro del casco urbano, concretamente en las instalaciones de lo que fue la INSTITUCION UNIVERSITARIA  JAIME ISAZA CADAVID, colindante con la Alcaldía y el Concejo Municipal, sea levantado.

Los perjuicios son catastróficos para todas las actividades económicas, administrativas y socio-culturales del municipio. Las operaciones comerciales, financieras, agropecuarias y turísticas que se desarrollan en el marco del parque principal y las del casco urbano en general se ven afectadas gravemente, la clientela tradicional se aleja espantada por temor, la población civil incluidos el personal que trabaja en la administración municipal, estudiantes y transeúntes habituales sirven de escudos humanos. Pacientes y enfermos que deben dirigirse al hospital tienen que hacer un recorrido mayor. Los uniformados son obligados a apagar las luces del parque y viviendas aledañas, la oscuridad se impone desde tempranas horas nocturnas, se prohíbe la utilización de celulares a quienes habitan cerca a la base militar. El parque principal y sus alrededores va pareciéndose más a un campo de concentración que a un sitio para el descanso. Hay trastrocamiento del papel de la fuerza pública: en vez de proteger a los ciudadanos, son éstos los que son convertidos en protectores de una guarnición militar asentada arbitrariamente en espacios que no le son permitidos por las normas nacionales e internacionales que regulan sobre esta materia.

 La actitud de quién dirige esa brigada móvil resulta ignominiosa y no es concordante con las reiteradas alocuciones del Presidente de la República, cuando en recientes declaraciones a los medios de comunicación expresó “estar de acuerdo en retirar las bases militares de los cascos urbanos de los municipios”, del Ministro de Defensa, de la cúpula militar de las fuerzas armadas y de las suyas propias Señor Gobernador en referencia de que son Ustedes consecuentes y leales con los compromisos de acatamiento y defensa a la normatividad del Derecho Internacional Humanitario.

La inconformidad de todos los estamentos sociales del municipio aumenta de manera ascendente y acelerada, se va convirtiendo en una verdadera bomba social de tiempo pronta a explotar, por eso nuestro llamado tiene carácter de urgente S.O.S. a todas las autoridades del orden nacional, departamental, municipal, a la Procuraduría General de la Nación, a la Defensoría del Pueblo, a la Corte Constitucional, Corte Penal Internacional y Organismos Defensores de Derechos Humanos para que se persuada al coronel GONZALO ANTONIO GÓMEZ AMAYA (comandante de la brigada móvil 18), y éste de manera reflexiva, racional y justa permita que la tranquilidad y el sosiego vuelvan reinar en el centro urbano de Ituango y en sus habitantes.

Tolerar la insensata terquedad del Oficial al mando de esa brigada móvil los convierte en cómplices directos de esta afrenta pública contra un pueblo anhelante de paz y progreso como el ituanguino que estoica y valerosamente ha resistido los más bárbaros embates del conflicto armado que durante tantos años ha tenido que soportar.

La solución está en sus manos como primera autoridad del departamento, y tenemos la certeza que será en favor de la justa razón que asiste al pueblo de Ituango.

Atentamente,

ASOCIACIÓN  DE CAMPESINOS DE ITUANGO -ASCIT-

JUNTA DIRECTIVA


 

    MANUEL VEGA                                                                                             EDILBERTO GÓMEZ

Presidente                                                                                                   Coordinador

 

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s