San José de Apartadó

El contexto de optimismo que hoy hace eco en nuestro país ante la posibilidad de poner punto final al conflicto armado, no puede ser un obstáculo para la comprensión de los inmensos esfuerzos que deben llevarse a cabo en el país (desde la sociedad civil y el Estado) con el objetivo de dar sentido a un acuerdo que tiene como misión la construcción una paz estable y duradera. Consecuentes  con esta aclaración, señalamos y reiteramos nuestras constantes preocupaciones ante la presencia activa del fenómeno paramilitar en algunas regiones colombianas. Consideramos que la continuidad de este fenómeno, constantemente sustentado por diversas redes económicas y políticas, constituye un peligro no sólo para la materialización de los acuerdos, sino también para la vida, la acción civil y la participación política en las regiones.

Cumpliendo con nuestro deber en la construcción de paz, nos conducimos a denunciar públicamente el ascenso y arremetida del paramilitarismo en San Jos{é de Apartadó, esperando llamar la atención de los organismos institucionales e internacionales al respecto. En los últimos meses, nuestro corregimiento y sus veredas han tenido el infortunio de revivir esa fatídica convivencia de antaño que tuvimos que soportar con estas organizaciones paramilitares, llegando a una situación crítica en estas ultimas semanas, cuando grupos  paramilitares entraron violentamente para hacer presencia en algunas veredas. A continuación relataremos algunos antecedentes recientes sobre el ascenso paramilitar en la región, para después concentrarnos completamente en los hechos que conciernen a la presente denuncia.

Antecedentes

Desde el pasado 20 de marzo la comunidad ha reconocido una fuerte presencia paramilitar en las veredas la Esperanza, La Hoz, Rodoxalí y El Porvenir. Esta situación ha difundido el miedo y la zozobra entre los habitantes de dichas veredas.

La presencia de estos grupos ha sido permanente en la zona, presentándose violaciones sistemáticas a los derechos humanos de los habitantes de la región. En los últimos meses estos grupos han sido responsables de daños a propiedades, amenazas de muerte hacia algunos líderes comunales, hostigamientos verbales y torturas contra algunos moradores. Es necesario mencionar y recordar que la presencia armada de estos grupos siempre ha sido denunciada por parte de nuestro comité sin que hasta el momento las autoridades intervengan contundentemente para proteger a la población.

El 31 de marzo, fue decretado un paro armado de varios días en diferentes regiones de Colombia, acción atribuida al grupo paramilitar denominado Autodefensas Gaitanistas de Colombia o c Clan Úsuga. Durante estos días se evidenció el sometimiento de las fuerzas del Estado frente a la capacidad armada de esta organización. Así, dicho grupo fue responsable de numerosos hechos delictivos (como amenazas, asesinatos selectivos, quema de vehículos) que sembraron el terror en la población, paralizaron el comercio y la movilidad de gran parte del territorio nacional.

Se conoció que el día artes 5 de abril de 2016, la Defensoría del Pueblo y otras organizaciones asistieron a las veredas Rodoxalí y La Hoz con el objetivo de realizar una visita de orden humanitario. Mientras se dirigían a la región comprobaron la fuerte presencia paramilitar.

El día 17 de abril, del presente año aparecieron varias paredes pintadas con mensajes alusivos a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia  al interior de la Comunidad de Paz y dentro del Casco urbano del corregimiento de San José de Apartadó. En este sentido nos preocupa la facilidad para actuar y llevar a cabo acciones armadas con la que cuentan estos grupos en una región donde existe un contingente militar amplio y altamente equipado (Batallón Voltígeros)

Hechos

De acuerdo con los anteriores antecedentes nos disponemos a denunciar públicamente que:

El día 5 de Septiembre del presente año, en la vereda Arenas altas entró un grupo de aproximadamente 50 personas con armas largas, prendas militares y capuchas presentándose como paramilitares pertenecientes a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. En esta incursión se dirigieron casa por casa intimidando a la población, asegurándose el control del pueblo y amenazando con no abandonar la región.

De igual forma, en días anteriores se  la presencia militar en la vereda La Hoz. Se denuncia que este grupo armado se encuentran asentado en la escuela de la vereda intimidando y amenazando a sus pobladores a través del ejercicio de la fuerza y el terror.

En este sentido, levantamos incansablemente nuestra voz para denunciar los atropellos cometidos por el paramilitarismo ante el silencio inefable del Estado. Igualmente responsabilizamos al Estado, en especial a la fuerza pública,  por cualquier daño, violación a los derechos humanos o desplazamiento que se produzca como resultado de la  la presencia de estos grupos al interior de estas regiones. Señalamos que desde la  asociación Campesina de San José de Apartadó, en numerosos Informes de Derechos Humanos, comunicados y denuncias hemos visibilizado la forma  como el paramilitarismo en la región continúa funcionando con total libertad, constituyendo una amenaza constante para la vida y la integridad de sus habitantes; contando con una lamentable respuesta y omisión del Estado que permite la continuación de estas situaciones críticas que amenazan con dinamitar la construcción de paz.

Con copia a:

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

JUAN MANUEL SANTOS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

GERMAN VARGAS LLERAS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

PROGRAMA PRESIDENCIAL DE DERECHOS HUMANOS Y DE DERECHO INTERNACIONAL HUMANITARIO.

Vicepresidencia de la República

ALMA VIVIANA PÉREZ

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

DEFENSORÍA DEL PUEBLO

PROCURADOR GENERAL DE LA NACIÓN

Señor Alejandro Ordoñez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FISCALÍA GENERAL DE LA NACIÓN

EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

OFICINA EN COLOMBIA DEL ALTO COMISIONADO DE

NACIONES UNIDAS PARA LOS DERECHOS HUMANOS

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

JORGE ENRIQUE CALERO CHACÓN Defensor Delegado para la Prevención de Riesgos de Violaciones de DDHH DIH.

 WILLIAM GONZÁLEZ DE LA HOZ.

Defensor Regional de Urabá

MARIA CLARA MARTÍN. Jefa sección America-Division de Operaciones sobre el Terreno y Cooperación Tecnica. Oficina del alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Ginebra-Suiza.

Organización Nizkor para los Derechos Humanos. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Federación Internacional de Defensores de Derechos Humanos (FIDH).

Corporación Jurídica José Alvear Restrepo • Corporación Jurídica Libertad.

Comité Permanente para los Derechos Humanos de Antioquia.

 Coordinación Colombia Europa Estados Unidos COOEUROPA Nodo Antioquia.

Corporación REINICIAR

Corporación SUMAPAZ

 

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s