Mujeres Caminando por la Verdad

Comunicado Público

Mujeres Caminando por la Verdad, el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, la Corporación Jurídica Libertad y la Fundación Obra Social Madre Laura, con gran alegría, informamos que las víctimas de la Comuna 13 agrupadas en la organización Mujeres Caminando por la Verdad son finalistas al Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos en Colombia 2015 en la categoría de 'Experiencia colectiva del año'.

Este premio concedido por la comunidad internacional, con el liderazgo de Diakonía Programa Colombia (Agencia de Cooperación Internacional), es una 'iniciativa con la que se busca reconocer el trabajo de los defensores y defensoras en todo el territorio nacional'.

A la convocatoria respondieron defensores de derechos humanos, organizaciones comunitarias, colectivos de víctimas y ONGs de todo el país que pretenden que se visibilice las experiencias de resistencia que se han dado en medio del conflicto y la adversidad, más allá del reconocimiento.
En palabras de los organizadores: 'defender los derechos en Colombia resulta ser una difícil y compleja tarea, toda vez que se realiza en medio de la estigmatización y los señalamientos, y en contextos de violencia y de conflicto armado'.

Un jurado compuesto por tres activistas de derechos humanos de los Estados Unidos, tres latinoamericanos y un europeo eligió a los finalistas. Además, siete personalidades colombianas participaron en la selección: Monseñor Héctor Fabio Henao, Marta Nubia Bello, Directora del Centro Nacional de la Memoria, el productor Juan Pablo Morris, el periodista Mario Morales, las defensoras de derechos humanos Doris Marcela Hernández y Amanda Romero, así como el Director del periódico El Espectador Fidel Cano.

Mujeres Caminando por la Verdad está conformada por madres, esposas, hijas, hermanas y familiares de personas asesinadas o desaparecidas desde el año 2002 en el marco de operativos militares realizados por la Fuerza Pública en conjunto con integrantes del bloque paramilitar Cacique Nutibara. Muchas de ellas son también víctimas de desplazamiento forzado, tortura, violencia sexual, amenazas o despojo de viviendas, entre otras modalidades de agresión. Recientemente, el mundo entero reconoció su lucha por hacer posible el inicio del proceso de búsqueda de personas desaparecidas, que se presume se encuentran inhumadas clandestinamente en La Arenera, sector de La Escombrera.

Por ello, ser finalistas de este importante premio resulta muy significativo y estimula a estas mujeres a seguir luchando en medio de la adversidad para que se encuentre a sus seres queridos, para avanzar en el esclarecimiento de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en la comuna 13 y para exigir Garantías de No Repetición.

La ceremonia de premiación se llevará a cabo el próximo miércoles 9 de septiembre, Día Nacional de los Derechos Humanos, en el Centro Nacional de Memoria y Reconciliación en Bogotá.

Contexto histórico: Son 13 años de lucha y resistencia de Mujeres Caminando por la Verdad en busca de dignificación y reconocimiento de sus derechos como víctimas a la verdad, a la justicia, a la reparación integral y a la no repetición.

En el año 2001 el grupo por primera vez se manifestó convocando a un evento en el Liceo de las Independencias (Comuna 13) con Embajadas y Naciones Unidas. Exigían parar la guerra y no militarizar el territorio. Luego realizaron un plantón en La Alpujarra (Medellín). Nadie las escuchó. Un año después, en el marco de 12 operaciones militares en la Comuna, salieron con pañuelos blancos como protesta pacífica para enfrentar las balas que la Fuerza Pública disparaba hacia sus casas.

A partir de este momento, se inició la denuncia de los múltiples crímenes vividos y la realización de encuentros de apoyo psicosocial en compañía de algunas organizaciones y profesionales voluntarios. Las escuchó la Comisión Interamericana de DDHH. También realizaron varios actos simbólicos de memoria y denuncia como plantones, vigilias, entre otros.

En el año 2006 convocaron a la primera movilización masiva hacia la Escombrera, para conmemorar la Operación Orión. Aquí se empezó a exigir el cierre de la Escombrera del Salado. Asimismo, solicitaron a un juez en Estados Unidos que reconociera sus derechos y que el ex integrante del Bloque Cacique Nutibara de las AUC, Diego Fernando Murillo Bejarano, alias Don Berna, no fuera juzgado por narcotráfico sino que fuera juzgado por sus crímenes en la Comuna. No fue posible, pero se logró que reconociera la connivencia de la Fuerza Pública y paramilitares en las operaciones militares de 2002, señalando la responsabilidad del ex general Mario Montoya Uribe. Caso que sigue en la impunidad.

En 2009, un desmovilizado del Bloque Cacique Nutibara, apodado 'Móvil 8' confirmó en su versión libre ante Justicia y Paz, que la Escombrera era un lugar de operaciones de los grupos paramilitares, en ella asesinaban y enterraban a las personas retenidas.

En 2012, se llevó a cabo la Comisión Internacional de Esclarecimiento, con la presencia de 6 comisionados, 4 internacionales y dos nacionales, con el fin de hacer visibles los crímenes ocurridos, la ausencia de justicia, la militarización y la permanencia de grupos paramilitares en la zona. En 2013, inauguraron el Salón de la Memoria en el Convento de la Madre Laura.

Por último, a partir del 5 de agosto del 2015, se instaló un campamento permanente en La Escombrera de Mujeres para hacer veeduría al proceso de búsqueda de desaparecidos. En este campamento se desarrolla un plan de acompañamiento psicosocial.

Aún siguen exigiendo el cierre definitivo de las otras Escombreras que siguen activas arrojando escombros sobre la verdad.

Logos MCV para comunidados

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s