Alerta Temprana: 20 de julio Medellín – Paro Nacional Colombia


Desde la Campaña No Más Derechos Vulnerados por los Uniformados, alertamos sobre la usencia de garantías para que la ciudadanía ejerza el derecho a la protesta social en la ciudad de Medellín. Basamos la alerta en los siguientes hechos:

  1. En horas de la madrugada de los días 15 y 19 de julio, se llevaron a cabo sendos operativos policiales, para el allanamiento de sus viviendas y la captura de dos jóvenes señalados de pertenecer a grupos que han participado de las protestas sociales desde el 28 de abril. Esas privaciones de la libertad se han ejecutado en el marco de más de una decena que se ha llevado a cabo en todo el país, de las que el gobierno nacional adujo tenían un carácter “preventivo”, incautándose cascos, gafas, mascarillas y libros, expuestos como elementos constitutivos de algún delito, lo que escapa a todo marco normativo y desdice de las garantías a las que tienen derechos las personas encartadas judicialmente.
  2. El día de hoy 20 de julio en horas de la madrugada se presentaron capturas. Llama la atención que los Policías que fueron llegando al lugar lo hacían en carros particulares y taxis, según informan testigos.
  3. Las privaciones de la libertad, que por lo dicho resultan arbitrarias, además han sido un ingrediente que parece premeditado para orquestar una campaña de desprestigio y estigmatización de las movilizaciones convocadas para el 20 de julio, pues el gobierno nacional ha hecho uso de la vieja fórmula, que señala como “terroristas”, “violentos” y “vándalos” a quienes se manifiestan, al punto de querer prohibir el uso de cascos, caretas y otros mecanismos de protección que usan los manifestantes ante las lesiones y mutilaciones oculares, fracturas en rostros y cráneos, provocados por los disparos directos de proyectiles hechos por la policía sobre la humanidad de las personas que participas protestas.
  4. A lo anterior se suman las palabras de Daniel Quintero Calle, que en su calidad de alcalde de Medellín afirmó que las manifestaciones convocadas por la ciudadanía eran “irresponsables”, que no “tienen permisos” y que una de ellas está “infiltrada por el ELN”. No obstante, no dijo ni ha dicho nada sobre las agresiones paramilitares sobre quienes han participado de las protestas, ni sobre el riesgo que puede representar un choque entre dos de las manifestaciones convocadas para el día 20 de julio.
  5. El riesgo sobre las protestas sociales y quienes participan de ellas, pareció consumarse el día 19 de julio en el Parque de la Resistencia. En hechos confusos, se presentaron disparos en dirección a ese lugar público, en donde se encontraban personas que participan de las protestas sociales y que allí suelen reunirse. Por fortuna no hubo personas heridas o asesinadas.

Con lo expuesto, públicamente ponemos de presente el riesgo que se cierne sobre la protesta social del 20 de julio y los derechos relacionados con la vida, integridad y libertad de quienes participen de ella.
Exigimos a los gobiernos nacional y local de Medellín que, en lugar de estigmatizar a las y los manifestantes, tome medidas ciertas y eficaces en favor de la garantía de sus derechos.