El pasado 8 de noviembre inició la fase inicial de la intervención técnico – forense en el sector conocido como La Arenera, Comuna 13 de la ciudad de Medellín, la cual se prolongó hasta el día 23 de noviembre. La apertura oficial del proceso se dio el 10 de noviembre con una audiencia de carácter restaurativo convocada por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en cabeza del Magistrado Gustavo Salazar.


En dicha audiencia se desarrolló un acto simbólico donde inició la primera actividad de excavación en presencia de las mujeres buscadoras, organizaciones sociales y defensoras de derechos humanos, institucionalidad y demás acompañantes que estuvieron presentes.


Esta fase tuvo una duración de dos semanas y media con la participación activa del colectivo Mujeres Caminando por la Verdad, Movice, la Corporación Jurídica Libertad, el Grupo Interdisciplinario de Derechos Humanos y la Fundación Santa Laura Montoya, quienes fueron veedores del proceso de búsqueda en este
sector. Durante su permanencia allí, las mujeres y organizaciones acompañantes fueron informadas de los procesos realizados en los 6 apiques excavados por la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD) quien dirigió la intervención.


La intervención arqueológica forense comenzó con la extracción de la tierra, la cual luego pasó a un proceso de tamizaje a gran escala que permitió la verificación minuciosa del material a analizar. Esto se realizó bajo la supervisión continua de profesionales forenses con equipos especializados. Esta metodología permitió
tener varios aspectos en cuenta como, por ejemplo: calcular el tiempo para revisión del material, la revisión del material pequeño en maquinarias especializadas y el cómo excavar a grandes cantidades, teniendo en cuenta que dicho terreno es una cantera activa que aún sigue siendo explotada.

Para el Colectivo Mujeres Caminando por la Verdad este proceso de etapa inicial fue más dignificante y respetuoso a diferencia de la intervención del 2015, ya que la participación fue más activa, hubo un mayor acompañamiento por parte de las instituciones responsables del proceso como lo son la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas, la Jurisdicción Especial para la Paz y la Secretaría de la No Violencia de la Alcaldía de Medellín.


María Gloría Holguín Echavarría, madre buscadora e integrante del colectivo Mujeres Caminando por la Verdad, aseguró que “de todo este proceso me llevó un gran agradecimiento con todas las organizaciones que hicieron parte de esta búsqueda. Me llevo una gran experiencia que tuvimos ahora y que en el 2015 no
la tuvimos, todo fue muy diferente. Espero que ahorita no nos dejes esperando otros 7 años y se continúe rápido con la búsqueda”. Asimismo, Luz Enith Franco, esposa buscadora, expresó: “Tengo muchas expectativas, espero que continúe el proceso, que no se demoren y con mucha esperanza de que puedan hallar algo”.


El Colectivo de Mujeres Caminando por la Verdad y las organizaciones acompañantes insisten en acelerar los procesos necesarios para la reanudación de la búsqueda de las personas desaparecidas en la Escombrera lo más pronto posible, así como a la Alcaldía de Medellín, a través de la Secretaría de la No Violencia, para establecer y realizar el estudio de geotecnia requerido para la continuación de la intervención.

Contacto de prensa:
María Isabel Moreno
3146422030
Alejandra Balvin
3195474254