Comunicado de Prensa: La defensa judicial es también la defensa de los Derechos Humanos

Foto: Archivo Corporación Jurídica Libertad.

Medellín 21 de junio 2022

Las organizaciones abajo firmantes, rechazamos las afirmaciones hechas por la Policía Metropolitana en lo que se ha revelado ante medios de comunicación como la investigación sobre “la existencia de 23 grupos radicales que operan en Medellín”, en donde se asegura que los abogados y abogadas que integran la defensa jurídica de los manifestantes que son detenidos durante y después de las manifestaciones, hacen parte de la “Séptima Línea”.

Se pretende estigmatizar a los/as abogados/as que de manera individual y colectiva vienen prestando sus servicios jurídicos y de defensa técnica de quienes ha sido judicializados y víctimas del arbitrario, desproporcionado e indiscriminado uso de la fuerza en el marco del ejercicio del derecho a la protesta como integrantes de la primera línea. En este sentido reiteramos que, como defensores y defensoras de Derechos Humanos estamos en la libertad de ejercer nuestra labor de defensa, además que durante este escenario las defensas jurídicas se hicieron en alianza con los consultorios jurídicos de distintas Universidades, que se sumaron al ejercicio de defender los Derechos Humanos.

Recordamos a la Policía Metropolitana y al Ejército que desde distintos organismos nacionales e internacionales se han emitido comunicaciones y directrices en las que se respalda la protesta social como un acto legítimo y como un derecho consagrado en la constitución colombiana, además llamamos a que se respete la labor de las organizaciones de derechos humanos, sus abogados y la de defensores y defensoras de derechos humanos; este tipo de señalamientos  ponen en riesgo el trabajo y la vida de quienes ejercen esta labor.

Lamentamos que un medio de comunicación como Caracol Radio reproduzca acríticamente “informes de inteligencia” del Ejército  y la Policía Nacional  que estigmatizan la protesta social y el derecho a defender los derechos.

Convocamos a la  Fuerza Pública a dejar de lado la anacrónica teoría del enemigo interno, que sirve de soporte para que expresiones de oposición y de protesta sean consideradas como una amenaza que debe ser neutralizada por los medios legales e ilegales.

Suscriben:

Corporación Jurídica Libertad

Comité de Solidaridad con los Presos Políticos