Festival de mujeres por el Derecho al Agua y la comunidad del barrio Las Golondrinas

 

derecho-al-aguaMedellín, 15 de octubre de 2013. El 5 de octubre de 2013 estuvimos en el Festival por el Derecho al Agua el cual se realiza desde 2010 en las calles de la ciudad en solidaridad con quienes protegen gestionan y defienden el agua 

En su 4ta versión Festival de mujeres por el derecho al mínimo vital del agua, se hizo en una alrededor del mundo.

Como marco general hubo un cielo de esplendido azul conjugándose con el intenso y trasparentoso río de tela de ese azul con que se viene reivindicando agua libre y al alcance de todos los seres.  Un río de tela que cubrió a cientos de personas a lo largo de los callejones y calles en recorrido con comparsa por Las Golondrinas y el sector El Faro.comunidad en su mayoría personas afrodescendientes y desplazadas por el conflicto armado del Urabá Antioqueño, que vieron como única alternativa asentarse en las laderas de la zona centro oriental donde se conoce como barrio Las Golondrinas, hoy padeciendo la falta de aquel medio de vida tan imprescindible que brota a borbotones en todo nuestro territorio.

Igualmente como actividad formativa se realizó la sexta sesión de la Escuela Interbarrial con énfasis en el Ordenamiento Territorial. La actividad artística con el grupo Féminas en Resistencia y su buen teatro social.  Desde la zona nororiental estuvo el teatro clown del colectivo Nariz Obrera y la obra EL PÉ-DO-TÉ, finalmente se presentó la obra llamada Lo mismo de siempre a base de coca reflejando la intromisión y devastación de nuestros cuerpos y territorios por parte de grandes potencias económicas, en medio de la alegría de niños y niñas.

Se presentó el grupo de mujeres Flor de Loto con profunda rima a favor de la vida digna, la dignidad de las mujeres y la población afrocolombiana, o como dice una Flor de Loto “dedicando a la población africana que veo acá mucha…Para volver a ser nosotras”. Otra de Loto por su parte expresa “nadie más decide por nosotras….somos nosotras las que tenemos nuestro caminos en nuestras manos”

Por supuesto, estuvo el operador del acueducto comunitario de Golondrinas, el señor Jairo Ceballos quien comentando el funcionamiento dice que es agua veredal nacida en el corregimiento de Santa Elena correspondiente en primera instancia a la quebrada La Castro así “4 barrios se alimentan en la misma bocatoma” ellos son: Pacifico, Altos de la Torre, Llanadas y Golondrinas, pero últimamente se viene cubriendo un sector de Versalles en la siguiente curva de la montaña hacia la comuna 3.

Jairo es de los que saben que significa el problema del agua para la comunidad de Golondrinas, además hace más de 30 años conocen las problemáticas en los barrios más antiguos del sector en torno al acueducto. En Golondrinas “la problemática es que arriba en verano es un problema y en invierno es otro problema”. En verano por ejemplo “es amenaza para la comunidad pues la cuenca trata de secarse entonces toca usar los carrotanques de agua y eso es desesperante. La comuna sufre, le toca ir al tanque del barrio Los Mangos y un carro cobra $2000 por subirla a Golondrinas”. En invierno es “por los arroyos y el aumento de agua” la cual “baja gruesa –sucia y con arena-.”

Últimamente la situación se agrava puesto que “más allá en el cerro pan de azúcar –que caracteriza a la comuna 8- sube mucha gente de paseo, hacen sancochada y se bañan en el agua que consumimos”. Así mismo una habitante enfatiza que los turistas arrojan basuras y los caminante hacen sus necesidades en la quebrada.

Y no han faltado los conflictos donde a veces hasta heridos se presentan “pues en verano es ese desespero de la gente buscando agua o cuando ponen una manguera o en el carro. Al fontanero -dice Jairo- le toca ir a conciliar, concientizar pa que no haya conflictos, concientizar de que el problema no es de uno solo si no de todos”.

Es común ver niños con manchas blancas y brotes lo cual tiene que ver según se ha denunciado -tal y como se hizo en la declaración del 4to festival- con las enfermedades por beber el agua sin limpiar, “enfermedades respiratorias, de la piel, de las manos, de la columna, de cansancio mental y físico y de estar limitados para desarrollar con alegría sus proyectos de vida”. Incluso hay muchos niños hospitalizados, hay personas de 80 años aun cargando el agua, mujeres que hasta les dan hernia y otras personas lesionadas.  Por eso el llamado es a no dejarse “morir de sed” como expresan en el micrófono.

 

Las soluciones por parte de la administración y la empresa no aparecen a la vista

Sirve aclarar que octubre ha sido el mes donde se han expresado las organizaciones sociales y comunitarias con más fervor últimamente, así se ha conocido también con el nombre de “octubre azul” por la victoria en la lucha en Uruguay para reconocer el agua como un derecho fundamental en la constitución.

En Medellín constantemente se ha insistido a la administración municipal tener en cuenta una política de mínimo vital de agua potable para las personas más pobres, de modo que puedan acceder a dicho liquido así no tengan con que pagar. Pero en Las Golondrinas y muchos barrios en las laderas, les han negado redes de servicios públicos considerándolos barrios en zonas de alto riesgo lo que es más bien necesidad de alta inversión social.

Parte de esta comunidad se las arregla para acceder así sea precariamente al vital líquido, por ejemplo cuenta Jairo que “muchas veces se sobrevive de las aguas lluvias pues las casas tienen canalización de aguas en los techos” aunque a fines del 2008 con el fin de agregar al acueducto de la castro “se construyó una mini represa de la quebrada la loca” buscando entregar el agua de mejor forma.

Más de 10 mil personas están sin agua en Golondrinas y sectores aledaños. Con esperanzas en lo jurídico, se han hecho múltiples tutelas y 10 impugnaciones, tanto las unas como las otras fueron negadas e incluso corrió el rumor de que EPM no terminaría un proyecto de acueducto que han empezado allí alegando la interposición de las tutelas.  Sin embargo, al parecer a 6 personas le revocaron la negación de la tutela de primera instancia.

¿Por qué dichas acciones jurídicas contra esta empresa? Desde 2009 están en la construcción del acueducto. En este momento hay 11500 millones para seguir las obras suspendida hace más de 7 meses porque no se han desembolsado los recursos que faltan y porque la subsecretaria no ha hecho la contratación.

Las obras que en principio fueron unos empalmes, canalización, red y aunque hay 5 etapas construidas, al decir de Jairo “de nada nos están sirviendo porque seguimos en las mismas”. La comunidad expresa incertidumbre al no saber cuándo empiezan de nuevo y hace cuentas de 2500 millones que priorizaron en las jornadas de vida echas por la institucionalidad y si no terminan rápidamente las redes se pueden dañar sin tapar.

Mientras se ejecutan las cientos de obras a beneficio de todos los sectores de estos barrios, los habitantes tendrán que seguir cargando agua desde los Mangos, enfrentando conflictos.

 

La organización barrial no da espera con esta problemática

Con la idea de que recuerden que no están solos que esta comunidad está acompañada, al final del día, en nombre del tribunal DESC, de la Mesa Interbarrial se entregó una colcha que tejieron durante la jornada varias integrantes de mujeres populares con mensajes como “agua pa la vida pa lavar pa cuidar pa disfrutar”

En la tarima se hizo un llamado a la movilización social, a que manden cartas y sigan insistiendo, a que la comunidad este atenta, se organice y fortalezca para el acueducto comunitario y no se dejen morir de sed. Un llamado a echar mano del acueducto público” tal y como “en Copacabana Medellín y otros municipio del área metropolitana del valle de aburra donde “hay muchos acueductos comunitarios que funcionan bien en manos de las comunidades”

En la declaración apuntan la intención con este festival que por primera vez se realiza en un barrio marginal y vulnerado por las administraciones gubernamentales “seguimos levantando nuestra voz propositiva y critica insistiendo en la articulación como la que se dio para la realización de este cuarto festival en el barrio las Golondrinas, comunidad con la cual se solidarizan gran diversidad de organizaciones del movimiento social de mujeres, el movimiento por los servicios públicos, el movimiento de la salud, el movimiento por los DESC, el movimiento cultural y comunitario, la comunidad de los sectores Llanaditas, Golondrinas, Altos de la Torre, Pacifico entre otros barrios de la ciudad.

Una habitante de las laderas de la comuna 3 nororiental expresa muy bien luego del trabajo por temas en grupos en la sesión de la escuela interbarrial “la reflexión del grupo que trabajo el tema cinturón verde es que sigamos sacando propuestas de solución porque lo que queremos es solución pero ya”.
Otro punto importante “es tener un objetivo claro –que es lo que queremos-, no dejarnos llevar por ninguna administración, por nadie, por ninguna multinacional. Entonces sigamos construyendo pero verdaderamente laderas, comunidades, barrios”. “También yo soy desplazada hace 17 años de Urabá y no queremos que nos sigan desplazando con esos megaproyectos que se vienen encima”.

Por eso su conclusión es “el pueblo unido se levanta y lucha” teniendo la experiencia porque a ella ya le llego carta de desalojo por “alto riesgo” y porque va a pasar un corredor peatonal y otros proyectos turísticos de la alcaldía. Sin embargo esta mujer ella y su familia en la casa siguen resistiendo por no dejarse arrebatar el sitio de vida.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.