COMUNICADO DE PRENSA
Bogotá, 17 de Septiembre de 2009

La decisión de devolver al Presidente de la República la terna que este había presentado para la selección del Fiscal General de la Nación, reafirma la independencia e imparcialidad de la Corte Suprema de Justicia que han hecho de este tribunal uno de los más importantes baluartes para la defensa del Estado Social y Democrático de Derecho en Colombia.

La decisión de la Corte basada en el criterio de que ninguno de los tres candidatos cumple con los requisitos exigidos para el cargo, respalda la opinión de amplios sectores democráticos que solicitaron la devolución de la terna por los mismos motivos. El 8 de julio pasado, la Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos1, había solicitado a la Corte Suprema que devolviera dicha terna por cuanto los integrantes de la misma estaban “lejos de cumplir con estos criterios y no constituye garantía de independencia frente al poder Ejecutivo”.


Además de la falta de idoneidad y cuestionamientos morales de los tres candidatos, para la Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos era especialmente preocupante que uno de los integrantes de la terna a candidato a Fiscal, el señor Camilo Ospina Bernal, hubiera sido el artífice de una secreta Directiva del Ministerio de Defensa que estableció el pago de las recompensas por bajas ocasionadas por parte de los militares, siendo estos beneficios económicos los que estimularon la masificación de los denominados “falsos positivos”, que según el informe del Relator sobre Ejecuciones extrajudiciales, deberían definirse mejor como “asesinato a sangre fría y premeditado de civiles inocentes, con fines de beneficio”.

Completo: COMUNICADO PÚBLICO

Comments are closed.