Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Capítulo Antioquia
Corporación Jurídica Libertad
DENUNCIA PÚBLICA
Febrero 26 de 2009

La Corporación Jurídica Libertad se permite poner en conocimiento de la comunidad nacional e internacional los hechos ocurridos en la sede de la Obra Social Madre Laura, donde se atiende a las víctimas de la comuna trece de la ciudad de Medellín.

1. El día martes 24 de febrero de 2009, personas no identificadas ingresaron a la sede de la Obra Social Madre Laura y procedieron a violentar la puerta de ingreso a la oficina donde se atiende a las víctimas de violación a los derechos humanos de la comuna trece de Medellín.
Una vez en su interior, y al parecer con el ánimo de hurtar el disco duro que contiene toda la información sobre víctimas, testigos y casos de crímenes presuntamente cometidos por grupos paramilitares, procedieron a desarmar el computador.

La forma en que se encontró totalmente desarmado el computador llevó a pensar a las hermanas y a la misma policía que efectivamente se habían llevado el disco duro, sin embargo finalmente se pudo establecer que el mismo no había sido hurtado, sin embargo se llevaron la pantalla del computador, el celular y el bolso con todas las pertenencias de la hermana Rosa Cadavid. Es importante anotar que en dicha oficina se encontraban otros objetos de valor como impresoras, teléfonos y dinero que no fueron hurtados. Tampoco se pudo establecer si la información pudo haber sido copiada.

2. De acuerdo con el análisis previo de miembros del laboratorio de criminalística de la Sijin, quienes ingresaron a la oficina tenían claro que iban por la información puesto que sólo accedieron a la oficina donde se encontraba el computador con la base de datos de las víctimas de la comuna Trece, pero no es claro por qué dejaron el disco duro después de haber desarmado el computador.

3. De allí la preocupación expresada en la denuncia ante los medios de comunicación  emitida una vez se tuvo conocimiento de los hechos, ya que en el computador reposa la información de casos de violación a los derechos humanos, de víctimas, familiares y testigos de hechos. Además se debe tener en cuenta que el robo de información ha sido reiterativo a nivel nacional en diversas organizaciones de víctimas, comunitarias y de derechos humanos, como ocurrió la semana anterior en la Corporación Convivamos del barrio Manrique. Este tipo de hechos se ha convertido en un método de intimidación contra las organizaciones de víctimas y de derechos humanos que seguimos denunciando el accionar paramilitar en el país.

4. La oficina de la Obra Social Madre Laura funciona desde cerca de ocho años en el Convento de las Hermanas Lauritas ubicado en el barrio Belencito de la Comuna Trece de Medellín. Allí se atiende diferentes problemáticas de vecinos de la comuna, entre ellas se presta una atención integral a víctimas de violación de derechos humanos, para lo cual cuenta con el apoyo de la Corporación Jurídica Libertad quien hace la representación legal de las mismas.

5. En los últimos años se ha realizado un inventario de daños ocasionados a las víctimas en desarrollo de las operaciones militares como Mariscal, Antorcha y Orión en el año 2002 en las cuales se evidencia la presunta responsabilidad de miembros de la fuerza pública, así como por el accionar del bloque paramilitar Cacique Nutibara comandado por Diego Fernando Murillo Bejarano, alias don Berna. Para ello se cuenta con una base de datos con la documentación de casos a partir de los testimonios de las víctimas y sus familiares.

6. En los últimos meses la Obra Social Madre Laura y la Corporación Jurídica Libertad han denunciado la persistencia de grupos paramilitares en la comuna y su estrategia de control social y reclutamiento de menores de edad para sus actividades delictivas. Además se ha insistido sobre la urgencia de búsqueda de las más de setenta personas que fueron víctimas de desaparición forzada con posterioridad a la operación Orión realizada en octubre de 2002 y que al parecer estarían en el sitio conocido como la Escombrera. De igual manera se tiene un acompañamiento permanente a las víctimas en la reivindicación de sus derechos a la verdad, la justicia y la reparación integral; demandas que se han extendido hasta la justicia de los Estados Unidos donde se está reclamando que el jefe paramilitar Diego Fernando Murillo, alias don Berna, sea juzgado también por crímenes de lesa humanidad.

Por todo lo anterior solicitamos que las autoridades competentes adelanten la correspondiente investigación para establecer las circunstancias y responsabilidad por este hecho. Además que se garantice la protección de las organizaciones de víctimas y organizaciones de derechos humanos que siguen siendo intimidadas por su legítima labor de defensa de los derechos humanos.