El Pequeño Teatro de Medellín fue escenario, durante el día 16 de julio de 2009, de la audiencia pública sobre “Garantías que deben otorgarse a los defensores de Derechos Humanos en Antioquia”, convocada por el presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Audiencias de la Cámara de Representantes, Germán Enrique Reyes Forero, y la Coordinadora de la Comisión de Paz del Senado de la República, Senadora Gloria Inés Ramírez.
Los miembros de organizaciones comunitarias, sociales y de derechos humanos expusieron la problemática que afrontan, denunciada en días pasados en la Audiencia Territorial sobre Garantías, el Concejo de Medellín y la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Nuevamente insistieron en las exigencias en torno a la necesidad de desmontar las fiscalías delegadas ante las guarniciones militares buscando proteger el principio de imparcialidad; el llamado a una presencia más activa por parte de la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría superando el silencio en el que han permanecido y se pronuncien frente a las graves violaciones a los Derechos Humanos de los defensores y defensoras y líderes sociales y comunitarios, e investiguen el uso de desertores de los grupos armados al margen de la ley en los procesos que se llevan contra ellos.

Este también fue espacio para plantear la discusión sobre la falta de reconocimiento por parte del Estado de la existencia de un conflicto social y armado en Colombia, la falsedad del proceso de desmovilización con los grupos paramilitares y la militarización de la vida civil, reconocimiento por demás indispensable para comenzar a hablar de garantías tanto de defensores y líderes como de la población en general.

Las organizaciones de Derechos Humanos solicitaron a los senadores llevar la discusión al Congreso para que desde allí se exija respeto y garantías para la labor de defensa de Derechos Humanos en el país. De igual manera convocaron a los senadores para que desde la Comisión de Derechos Humanos se asuman las solicitudes expresadas en la audiencia y sean tramitadas ante los organismos judiciales, de control, militares y administrativos.

Escenarios como este han sido abiertos en San Onofre, Montería, Ocaña, Bogotá, Pradera y Florida. Próximamente las comunidades indígenas serán las llamadas a participar de este espacio.

Comments are closed.