Carta abierta al Presidente de Colombia
Excmo. Dr. Juan Manuel Santos Calderón

La comunidad internacional en conjunto con la sociedad civil esperan ansiosos desarrollos en favor  de la paz en Colombia. Innumerables agrupaciones civiles y grupos políticos se manifiestan a nivel mundial para fomentar el diálogo político entre las guerrillas y el Estado colombianos. El reconocimiento de un conflicto armado interno es un punto de partida para  el inicio de dicho diálogo. Las guerrillas por su parte han mostrado su disposición al diálogo con  su Gobierno.

Ha transcurrido más de un año desde el inicio de su Gobierno y las lamentables consecuencias del conflicto armado interno persisten sobre la población civil. Las infracciones a los Derechos Humanos, la agudización de la crisis humanitaria, el desplazamiento interno, el pedido de protección por parte de la población civil, los heridos y los muertos que sigue dejando el conflicto parecen no tener fin en Colombia.

Nosotros, miembros del Parlamento Alemán, expresamos nuestra solidaridad a la familia del coronel Edgar Yesid Duarte Valero, del mayor Elkin Hernández Rivas, del  sargento José Libio Martínez Estrada y del intendente Álvaro Moreno, que se encontraban en poder de la guerrilla de las FARC y murieron en el intento de liberarlos militarmente.

Estas nuevas víctimas del conflicto, la muerte violenta de Guillermo León Sáenz, “Alfonso Cano”, y los dolorosos hechos que vivimos día a día, muchos de ellos silenciados, los que vive la población y millares de personas combatientes de ambos bandos, nos motivan desde la conmoción que generan, a insistir en la necesidad urgente de abrir  espacios humanitarios y el diálogo político.

Recientemente destacadas mujeres del mundo realizaron un llamado para que las FARC- EP dejen en libertad unilateralmente a los integrantes de la fuerza pública que están en su poder. En la noche del 25 de noviembre se conoció la carta  con la respuesta de las FARC. En ella pedían las FARC a las mujeres hacer presencia en los próximos días en Bogotá y coordinar con la Asociación de Familiares de Policías y Militares secuestrados por las FARC (ASFAMIPAZ) los próximos pasos a dar.

A su vez hemos conocido la disposición gubernamental de actuar frente a casos específicos para resolver la situación humanitaria de combatientes de las FARC-EP y ELN que  se encuentran en las cárceles. No obstante ha habido un desarrollo trágico de este en principio ambicionado paso  del acercamiento mutuo pacífico.

Apoyamos las diversas actividades de la sociedad civil colombiana por la paz, como también los esfuerzos y disposición de la Iglesia  por esta búsqueda, y la labor humanitaria de la organización “Colombianas y Colombianos por la Paz” y su intercambio epistolar con las guerrillas. Estos esfuerzos como compromisarios entre los grupos guerrilleros y el gobierno que Ud. representa, no están exentos de gran riesgo. Esta labor, cuya  meta es el inicio del  diálogo político, merece nuestro más alto reconocimiento.

Saludamos los encuentros de comunidades rurales víctimas del conflicto armado y de violaciones de Derechos Humanos que se han pronunciado a favor del  diálogo político. Respaldamos y abrogamos por el respeto a las iniciativas de las comunidades y grupos humanos que a lo largo y ancho de Colombia asumen valientemente altos costos en vidas humanas y grandes riesgos en zonas de conflicto armado interno.

Todos estos  signos nos motivan a solicitarle a través de esta carta considerar el inicio de un diálogo político. Nosotros, como parlamentarios alemanes, hacemos un llamado a las guerrillas para que liberen unilateralmente a todos los militares y policías que se encuentran privados de la libertad, e invitamos a las partes en conflicto, si lo consideran conveniente, definir la disposición a un cese bilateral para un acercamiento entre las FARC, el ELN y delegados de la Presidencia de la República de su país.

Si su Gobierno, Dr. Juan Manuel Santos, y las guerrillas deciden iniciar un diálogo, cuenten desde ya con nuestro compromiso de apoyar este proceso con la mejor disposición de trabajo y con el convencimiento de que el diálogo es el mejor camino para lograr la paz.

El conflicto armado interno debe cesar lo más pronto posible. Los esfuerzos de todas y todos nos exigen convocar de inmediato a la construcción de una  fuerza ética para poner fin a este desangre.

Heike Hänsel
Presidenta de la Subcomisión Naciones Unidas, Globalización del Parlamento Alemán/ Bancada La Izquierda

Ute Koczy
Vocera de la bancada Los Verdes para la Cooperación Económica en el Parlamento Alemán

Viola von Cramon
Vocera para relaciones exteriores de la UE y para políticas de deporte/Bancada Los Verdes

Prof. Dr. Egon Jüttner
Miembro de la Comisión de Derechos Humanos y Ayuda Humanitaria Bancada CDU/CSU

Annette Groth
Vocera de Derechos Humanos/Bancada La Izquierda y miembro de la Comisión de Derechos Humanos y Ayuda Humanitaria

Thilo Hoppe
Vicepresidente de la Comisión de Cooperación Económica del Parlamento Alemán/Bancada Los
Verdes

Niema Movassat
Miembro de la Comisión para la Cooperación Económica del Parlamento Alemán por la Bancada La Izquierda

Comments are closed.