PESE A ORDEN DE DESACUARTELAMIENTO, DIEGO LEÓN DUQUE MORALES CONTINÚA PRIVADO DE LA LIBERTAD

Logo CJL(1)     Logo_Red_Juvenil 

El día 9 de septiembre de 2010 fue reclutado el joven Diego León Duque Morales, mediante una batida realizada en el Municipio de Granada, ubicado en el Oriente antioqueño.

La madre de Diego León es cabeza de familia, mayor de 60 años de edad y carece de los medios económicos para asegurar su subsistencia. En el año 2002, a la edad de 12 años fue desplazado junto con su familia del Municipio de San Luis (Antioquia). No está dentro del registro de desplazados, pero su mamá y hermanas sí lo tienen.

Desde el año 2006, a causa de un accidente en la pierna derecha, sufre de serios problemas de salud, cuando se agudiza demasiado el dolor le provoca desmayos. Todas estas situaciones se expusieron ante los encargados en el Batallón Juan Del Corral, no obstante después de realizársele los respectivos exámenes médicos decidieron que era apto.

El 3 de enero de 2011, después de que la Secretaría Jurídica valorara los documentos que respaldaban los hechos, el comandante del Grupo Mecanizado “Juan del Corral” dio traslado al Comando del Ejército para que se hiciera el desacuartelamiento, que había sido ordenado por este Batallón dadas las condiciones anotadas.

El día 2 de febrero personal del Batallón informó que se debían llevar todos los documentos y las copias autenticadas para que se pudiera producir la desvinculación  al Ejército; sin embargo,  casi cinco meses han pasado y el joven permanece privado de la libertad, aún cuando goza de diferentes exenciones para prestar servicio militar, es desplazado, y fue reclutado por medio de un acto arbitrario como lo son las batidas, consideradas ilegales por la Corte Constitucional y las Naciones Unidas.

El artículo 42 de la ley 48 de 1993 trae sanciones a los omisos a la inscripción, al sorteo o al llamamiento y en general a aquellos que debidamente convocados al ingreso en el servicio militar no se presenten, dichas sanciones son exclusivamente de carácter pecuniario.

En ningún caso se autoriza el arresto, la detención y la incorporación al ejército contra la voluntad expresamente declarada.

Reiteramos una vez más el llamado para que se suspendan los actos arbitrarios y las violaciones a los Derechos Humanos originadas por las Fuerzas Militares, y a que se respete la dignidad de todos y todas.

Solicitamos a todas las personas solidarias con estos abusos para que envíen cartas de solidaridad al Batallón Juan del Corral en Rionegro Antioquia a la oficina jurídica.
Vereda La Playa
Rio Negro Antioquia
Teléfono 530 15 14
Correo grupojuandelcorral@gmail.com 

Comments are closed.