Comunicado PúblicoLogo vectorizado CJL-01 ultimo

La Corporación Jurídica Libertad, como organización de defensa y promoción de los derechos humanos, está comprometida con los derechos de las mujeres y otros grupos sociales que históricamente han debido enfrentar la discriminación y diversas formas de agresión. Creemos firmemente en una ética del respeto y cuidado que nos obliga a ser coherentes entre los principios que reivindicamos y nuestra práctica cotidiana, lo que nos lleva a rechazar y denunciar todo acto de violencia que se cometa contra cualquier persona, en especial contra las mujeres.

Como parte de este compromiso, durante el año en curso, hemos diseñado una política institucional de transversalización del enfoque de género en nuestra organización, de la cual se han derivado acciones diversas para sumarnos al objetivo social y común de lograr que las brechas de género dejen de ser obstáculos para la igualdad de oportunidades y derechos de mujeres, personas sexualmente diversas y hombres.

En tal sentido, reconocemos y rechazamos la agresión cometida por nuestro compañero Johan Giraldo contra compañeras de una organización social hermana. Es una conducta reprochable que lastima los derechos y la dignidad de las compañeras, a quienes expresamos nuestra solidaridad y total apoyo institucional y personal. Las agresiones han sido reconocidas por Johan, quien ha asumido su responsabilidad y consecuencias de dicho acto.

Estos hechos nos conminan a emprender acciones para restaurar los derechos y dignidad de las compañeras agredidas, pero también para ahondar en la construcción de acciones ético-políticas que fortalezcan la coherencia interna entre las apuestas colectivas y las personas que las hacemos realidad.

Consecuentes con nuestra práctica, creemos que este lamentable hecho nos debe conducir a implementar rutas de acción que no se queden en la discusión sobre el castigo, sino que permitan una reflexión profunda sobre las trasformaciones individuales y colectivas que se requieren para avanzar en la práctica efectiva de los derechos. Hacemos un llamado a conversar colectivamente, hacer del tema, uno que marque la agenda política de nuestras organizaciones, para emprender mecanismos de transformación y cambio, así como de prevención, atención y acción, que permita que estas violencias sean erradicadas del seno de nuestra cotidianidad. No creemos en sanciones irredimibles y mantenemos nuestra esperanza en una justicia que al reconocer la verdad y la responsabilidad de los hechos, se comprometa con los derechos de quienes han sufrido las agresiones, logrando transformaciones que nos garanticen la no repetición de los hechos.

La determinación y la convicción de que esta problemática debe ser tramitada en las organizaciones, colectivos y espacios de interacción entre mujeres, hombres y personas sexualmente diversas, es parte de la decisión que hemos tomado, reconociendo que estas agresiones no debe ser tratada sólo por mujeres en espacios de mujeres, sino también debe ser un tema de toda la sociedad. Y en nuestro caso de toda la organización.

Hay aprendizajes dolorosos, este momento es uno de ellos. Pero también es la oportunidad de cambio, es el reto de construir conjuntamente entornos protectores para la vida y la dignidad de todos y todas.

Frente al caso específico de Johan Giraldo, la CJL ha tomado medidas en relación con nuestro compañero que implican apartarlo del trabajo en terreno y de la vocería de la organización en cualquier espacio hasta tanto se definan medidas restaurativas del daño causado. Reiteramos nuestra voluntad de apoyar a las compañeras en la superación del daño causado y las medidas reparadoras frente al hecho.

Corporación Jurídica Libertad

Medellín, 02 de noviembre de 2019

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s