Semana Internacional Del Detenido Desaparecido: 24 Al 29 De Mayo De 2021: Comunicado Público

Este año las organizaciones de familiares de las víctimas de desapariciones forzadas y organizaciones de derechos humanos conmemoramos la Semana Internacional de las personas Detenidas Desaparecidas en medio de centenares de nuevos casos que se presentan en el marco del Paro Nacional. Esta semana seguimos gritando: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

La Mesa Departamental sobre Desaparición Forzada de Antioquia (MDDF), el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, Capítulo Antioquia (MOVICE) y la Corporación Jurídica Libertad (CJL) denunciamos y rechazamos la persistencia de las desapariciones forzadas en todo el país, las cuales se producen en medio de la total impunidad y negligencia por parte del Estado colombiano. Es lamentable que esta Semana de conmemoración de la memoria de las víctimas de desaparición forzada la debamos realizar en medio de la brutal represión contra los sectores sociales que hoy nos movilizamos. Desconociendo todo respeto por el Estado de Derecho y los Derechos Humanos. El presidente de la república ha dado vía libre para militarizar el país y cometer toda clase de agresiones contra los manifestantes, propiciando que la fuerza pública sea responsable de asesinatos, torturas y desapariciones forzadas de jóvenes en todo el país.

La práctica de la desaparición forzada de personas sigue siendo una constante en el país y los agentes estatales la utilizan como medio de represión, desconociendo las obligaciones internacionales en materia de prevención y sanción de este crimen de lesa humanidad. Así lo reconoce el Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas en las observaciones presentadas recientemente:

3. El Comité es plenamente consciente que el Estado parte se enfrenta a numerosos retos y desafíos en materia de prevención, investigación y sanción de las desapariciones forzadas, así como en la búsqueda e identificación de las personas desaparecidas. Lamenta que, a pesar de la firma del Acuerdo de Paz, siga prevaleciendo el fenómeno de la desaparición forzada en diversas partes del país.[1]

A las más de 100.000 víctimas de desaparición forzada se suman más de 500 casos reportados en el marco de las movilizaciones que se realizan desde el pasado 28 de abril. Muchos de los jóvenes, por fortuna, han aparecido con vida, pero han sufrido otras agresiones como tortura, violencia sexual, además de tratos crueles y degradantes, entre otras violaciones a los derechos humanos. Pese a que las autoridades judiciales, políticas y del Ministerio Público han pretendido desconocer la realidad y su responsabilidad en los hechos mediante trucos eufemísticos al hablar de “Personas con paradero desconocido” o “personas extraviadas”, la verdad es que los casos documentados evidencian que han sido verdaderas desapariciones al tratarse de jóvenes que han sido privados en forma arbitraria de la libertad por parte de agentes de policía y del ESMAD, se les ha ocupado e incomunicado sustrayéndolos del amparo de la ley, como establece la Convención Internacional de Protección contra las desapariciones forzadas.  

En el caso del departamento de Antioquia, del 28 de abril al 22 de mayo la Corporación Jurídica Libertad y el Proceso social de Garantías han documentado 231 personas reportadas como desaparecidas, de las cuales 167 han sido encontradas con vida y seguimos buscado a 64 jóvenes.

Hoy, como ayer, Antioquia sigue siendo uno de los departamentos con mayor número de casos de desaparición forzada reportados. De acuerdo con registros oficiales hasta el 2016 se tenía registros de 20.279 casos.  A estos se suman 264 casos en el año 2016, 297 en el 2017, cerca de 400 en los 2018 y 388 casos reportados en el año 2019 de las cuales, 94 fueron encontradas vivas, doce muertas y a la fecha se desconoce el paradero de 282 personas. Según el Sistema de Información Red de Desaparecidos y Cadáveres (SIRDEC) en enero de 2020 en Antioquia se presentaron 37 denuncias por desaparición, 16 más frente a enero de 2019. De este universo de denuncias, nueve fueron encontradas vivas, mientras que una fue hallada muerta. Esto quiere decir que aún hay 27 personas de las que no se sabe su paradero. Pero con el pasar de los meses las cifras han ido en aumento. Solo en el municipio de Bello se reportaron más de 30 desapariciones presuntamente forzadas. Varias de las víctimas han sido encontradas muertas con señales de tortura, descuartizados, envueltas en bolsas o en otros casos arrojadas al río Medellín. En 2020 la Alcaldía de Medellín reportó 199 denuncias por desaparición: 80 mujeres de las cuales 69 aparecieron con vida, 3 muertas y 8 continúan desaparecidas. Y 119 hombres: 67 encontrados con vida, 17 muertos y 14 siguen desaparecidos. En total su reporte del año es de 22 personas desaparecidas. La Regional noroccidental del INMLCF informa que en desde el 2018 han sido recuperados en el río Medellín los cuerpos de 17 personas (3 mujeres y 14 hombres), las cuales habían sido reportadas como desaparecidas: 3 en 2017, 4 en 2018, 9 en 2019 y 1 en el 2020.

La desaparición forzada también está asociada a otros crímenes que se presentan en Antioquia, como el reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes. También la trata de personas y la explotación sexual infantil que está dejando centenares de niñas y adolescente víctimas en los últimos meses. Casos que no están siendo prevenidos ni investigados por la Fiscalía permitiendo que empresas criminales actúen con total impunidad en el departamento.

Ante esta realidad desde la MDDF, el MOVICE y la CJL hemos presentado a la Gobernación de Antioquia una propuesta para que se cree la Mesa Interinstitucional sobre Desaparición Forzada, con participación de toda la institucionalidad encargada del tema y con participación de organizaciones de familiares y de derechos humanos, que permitan realizar acciones conjuntas para la prevención de este crimen y para apoyar la búsqueda y la localización de las víctimas.

Esperamos que desde la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por desaparecidas (UBPD) se avance lo más pronto posible en la construcción e implementación de los Planes Regionales de Búsqueda con participación de las organizaciones de la sociedad civil. 

Esperamos que la Fiscalía General de la Nación y  el Ministerio Público realicen todas las acciones pertinentes para evitar que se sigan presentando desapariciones forzadas en el marco del Paro nacional y que la Fuerza Pública sea investigada y sancionada por estos hechos.

¡Los desaparecidos y desaparecidas nos faltan a todos y todas!

¡Haz lo justo hasta encontrarlos y encontrarlas!

¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

¡Vivas se las llevaron, vivas las queremos!

Seguiremos preguntando: ¿Dónde Están?


[1] Observaciones sobre la información complementaria presentada por Colombia en virtud del artículo 29, párrafo 4, de la Convención. Aprobadas por el Comité en su 20º período de sesiones (12 de abril a 7 de mayo de 2021). CED/C/COL/CO/1. Negrillas y cursivas fuera del texto original.