centro memoria seis

Más de 6.000 personas, unidas a lugares de memoria del país, a cientos de organizaciones y redes, hemos manifestado en comunicados recientes que la asignación de la dirección del Centro Nacional de Memoria Histórica - CNMH - exige la aplicación de criterios adecuados para garantizar la idoneidad y legitimidad. También la Red de Sitios de Memoria Latinoamericanos y Caribeños acompaña esta petición por considerar que son coherentes con los Principios Internacionales referidos al Deber de Memoria del Estado y el Derecho a la Verdad y lucha contra la impunidad que poseen las víctimas y la sociedad.

El 6 de noviembre de este año, por medio de una carta pública dirigida a su persona, pusimos a su consideración un listado de condiciones que entienden que el Gobierno nacional, como representante del Estado, debe aplicar en esta selección. Por eso recibimos con indignación la comunicación en torno a la designación del señor Vicente Torrijos para ocupar el cargo de dirección del Centro Nacional de Memoria Histórica. El señor Torrijos no reúne los requisitos de idoneidad y legitimidad necesarios para ocupar este cargo y manifestamos nuestra oposición a su nombramiento.

Es ampliamente conocido que a lo largo de su desempeño personal y profesional, el señor Torrijos ha mostrado una inclinación parcial por una versión de la historia de la guerra, lo cual denota un sesgo sumamente peligroso para la construcción de memoria de la sociedad colombiana y pone en riesgo la posibilidad de reconciliación y la construcción de garantías de no repetición. Además la falsedad o imprecisión respecto de su grado en estudios doctorales, genera desconfianza acerca de la honestidad y pulcritud con que se maneje la gestión del CNMH.

Nos preocupa de manera importante el uso que en adelante se hará de los aportes en testimonios y otros registros que, bajo la consideración del principio de buena fe y en consonancia con la autonomía e imparcialidad del CNMH, las víctimas y organizaciones de la sociedad civil entregamos para su tutela.

Reiteramos que la reconstrucción de la memoria debe recoger la complejidad de lo ocurrido y develar responsabilidades de todos los actores del conflicto en los hechos victimizantes, por el respeto a quienes sufrieron graves violaciones a sus derechos o pérdidas de seres queridos.

Los Titulares del Derecho a la memoria, según la Ley 1448 de 2011 son las víctimas. Las víctimas, sus organizaciones y la sociedad en general deberán ser quienes construyan sus memorias a través de los mecanismos institucionales creados para garantizar sus derechos a la memoria y la verdad, entre otros, el CNMH. En consecuencia, rechazamos la posible designación de Vicente Torrijos como nuevo director del CNMH y recalcamos nuestra exigencia fundamental de que el Estado garantice mecanismos efectivos de participación social de las víctimas, los sobrevivientes y de la sociedad civil en el Consejo Directivo tanto del CNMH como en la junta directiva del futuro Museo Nacional de la Memoria - MNM. Reiteramos nuestra exigencia central de que en la conformación de órganos directivos del CNMH y MNM, en los que están presentes representantes de las instituciones estatales, prevalezca una representación mayoritaria de integrantes miembros de organizaciones víctimas y de la sociedad civil, como se ha realizado en instituciones similares en países del Cono Sur.

Este momento de nuestra historia requiere de compromiso y voluntad política de construir juntos y juntas nuestro futuro, es la oportunidad para que el Estado colombiano se abra a las víctimas y la sociedad, para promover una participación e inclusión real, necesarias para fortalecer la reconciliación nacional, saldar la deuda histórica con las víctimas y garantizar la no repetición, evitando re victimizar a quienes históricamente han visto negada su voz.

 

Copyright © 2013 Corporación Jurídica Libertad. Todos los derechos reservados.- Diseño y programación Interservicios s.a.s